RUNNING EN ZARAGOZA. CIRCUITO Nº 3: PARQUE DEL AGUA.








La gota de agua orada la piedra no por su fuerza sino por su constancia.  






El running, como otros aspectos de la vida, forja una actitud, una atracción respecto a un propósito.
Comienza un día, mientras te miras en el espejo, en la soledad del baño, mirando al infinito o las legañas de tus ojos. En ese momento tomas una decisión y se realiza una elección que perdurara en el tiempo hasta alcanzar una meta en la vida. Fuerza de voluntad y esfuerzo serán tus principales aliados durante este largo plazo.



En la foto: La Torre del Agua un edificio de 76 metros de altura ubicada en el Parque del Agua de Zaragoza y construida para el recinto de la Expo 2008. Tiene un cuerpo acristalado y transparente asemejando una estructura escultórica en forma de gota de agua. Como un faro que se levanta sobre el agua es una construcción emblemática del horizonte zaragozano.




Recorrido:

En el espacio formado por el meandro de Ranillas fue creado a partir de la Expo 2008 en un parque de 120 hectáreas. Se trata de un amplio espacio que el río inundaba en las crecidas por su margen izquierda a la entrada de Zaragoza. 

La ruta discurre en su mayor parte por amplio camino de pista compacta y aceras.

El terreno carece de pendientes pronunciadas excepto en el cruce del río por el puente de la autopista y el acceso desde la ribera hasta la parada que marca el final de la ruta.





Nos encontraremos con:

-        Longitud 11,4 km.
-        5 subidas suaves entre 15 y 20 mts.
-        2 pequeños tramo de escaleras.
-        1 Recorrido en zona de parque.
-     Lugares interesantes del Parque del Agua.



La Torre del Agua

Inicio de nuestro recorrido.



En nuestro recorrido podremos encontrar abundante fauna, especialmente el ánade azulón e incluso cormoranes, secando sus plumas al sol.

Se ha integrado un espléndido humedal, aunque artificial,  perfectamente naturalizado con la vegetación, en su mayoría carrizal, que cubre parte del gran entramado de canales, que recorren el parque a todo su largo.




El reloj solar

En concreto se concibió para conmemorar la Expo 2008, de tal manera que a partir del 14 de junio de 2008, todos los días de la Expo (celebrada entre el 14 de junio y el 14 de septiembre), la sombra del gnomon o mástil inclinado entra en el estanque a las 10:00 horas (hora en que se abría la Expo), recorriéndole hasta la puesta de sol. Al atardecer del 14 de septiembre, fecha de clausura, la sombra sale del estanque para no regresar hasta meses después. 

Este hecho singular se repite todos los años en el mismo periodo estival exacto (y en su simétrico respecto al solsticio de verano), permitiendo recordar así la Expo 2008.

El Reloj Solar de la Noria posee una riqueza extra de carácter astronómico, ya que el extremo de la sombra que arroja el gnomon sobre el suelo indica aproximadamente el día del año, teniendo en cuenta las marcas correspondientes a las líneas equinocciales de primavera y otoño, pero también las líneas solsticiales de invierno y verano, y todos los campos zodiacales






La gran Noria siria de Hama, es una replica de una de la series de norias que se encuentran a lo largo del río Orontes en la ciudad de Hama, en el país asiático de Siria. Ellas fueron llamadas "las más espléndidas norias jamás construidas".  


Nuestra noria es una impresionante instalación de madera de 16 metros de diámetro diseñada por artistas franceses y realizada por artesanos sirios que recuerda el pasado en común de los pueblos del mediterráneo y el aprovechamiento sostenible de los recursos hidráulicos. Solo cumple una función estética.










Llegamos al puente de la autopista y cruzamos a la otra orilla por un espacio habilitado por un carril bici y un andador  que recorremos siguiendo las marcas de la GR99 y la ruta de los sotos.




Una de las grandes zonas verdes es el Soto natural de Ribera, que conserva la masa vegetal autóctona y los procesos geomorfológicos naturales de las riberas del río Ebro. se ha acondicionado con carril de bicicleta, running y bancos para descansar de un  paseo.






El nuevo Puente del Tercer Milenio nos regala hermosas vistas del río y del parque que aprovecharemos mientras lo cruzamos










Una vez cruzado el puente y descendido por la rampa nos encontramos con parte de los jardines botánicos,conocido como arboretum, un jardín botánico dedicado
principalmente a árboles. 

La particularidad de esta colección
de árboles es que son variedades denominadas «plateadas»
o «blancas», es decir con el follaje blanquecino, que harán, cuando crezcan un bosque plateado.

Tilos, arces, fresnos, olmos, chopos...





Hemos llegado a la mota que bordea el centro del meandro.

Ascendemos y continuamos hacia nuestra izquierda, hacia
el sur, dejando a nuestra derecha la visión de la playa y de la
plantación dedicada a las palmeras.





En el vértice del lago de la playa desciende una senda hacia el soto. El paisaje ha cambiado, ya no nos encontramos en un parque sino en un espacio natural. 

El camino se ve sombreado por diferentes masas de chopos, de tamarices, de álamos y de otras especies que crecen al albur del sombreado microclima.

Hay grandes claros con balsas en las que desagua todo el
sistema del parque. En ellas es posible ver la vegetación
acuática —juncos, carrizos, aneas...—

El Gran Canal de Aguas Tranquilas que bordea gran parte del parque es apto para su recorrido en kayak o piragua.




Cerca del Soto de Ribera, se encuentra el Espacio Multiaventura, de una superficie de 7.000 metros cuadrados, y que permite realizar dos circuitos, uno infantil y otro para adultos, formados por torres de madera de 12 metros de altura, separadas por puentes tibetanos, puentes mono y grandes tirolinas, y un rocódromo.



De regreso al camino, mientras observamos los grandes árboles
que de vez en cuando aparecen, llegaremos a la parte
más espesa del soto, ya en la orilla oeste del meandro. 

Es aquí donde tendremos la sensación de encontrarnos en la
jungla, con apenas un senderillo que se abre paso a duras
penas serpenteando entre los troncos de los árboles y la maraña
de arbustos que los envuelven.





El ánade real o azulón es el pato más común de cuantos viven en Aragón. A los ejemplares
que pasan aquí todo el año se suman un buen número de ánades que llegan a pasar
el invierno desde el noreste de Europa. Tanto en el Canal como en el Ebro es común ver
ejemplares aparentemente libres con caracteres mestizos en los que se adivina la mezcla
con patos domésticos. 

De hecho el azulón es el ancestro de los patos caseros.

Bordeando el lago en el que confluyen los canales alcanzamos
el azud, por encima del cual podemos pasar hasta el
edificio del embarcadero








En el año de la Expo, Zaragoza  ha recuperado los tramos urbanos de sus tres ríos y del Canal
Imperial de Aragón, integrándolos en la ciudad

Los zaragozanos disfruten hoy de unos 60 kilómetros de riberas recuperados, de más de 500 hectáreas de nuevas zonas verdes, de unos 80 kilómetros de zonas ciclables y peatonales y de 22 nuevos puentes y pasarelas.ha permitido que sea posible recorrer las riberas del Ebro, del Huerva, del Gállego y del Canal Imperial.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Popular Posts

Páginas vistas en total