RINCONES DE ARAGÓN: LANUZA


El Valle de Tena alberga lugares mágicos, llenos de historias, bosques verdes como esmeraldas y aguas que danzan cristalinas. Ver las cumbres cubiertas de nieve junto al fuego de un leño, saborear los manjares típicos, en definitiva, sentir la hospitalidad tensina,  en uno de los valles con más encanto del Pirineo.

Hoy os traemos una historia:


                  DONDE EL TIEMPO SE DETUVO:
LANUZA
 VALLE DE TENA

Embalse de Lanuza con la Peña Foratata al fondo




En 1977 Lanuza  quedo deshabitada, la construcción del embalse del mismo nombre provoco el despoblamiento forzado hasta quedar vacía. Las compuertas que obstruyen el agua del rió Gallego en la presa recién construida se cerraron. Las aguas comenzaron a ascender, y a cubrir las primeras casas.

Los vecinos se marcharon a empezar una nueva vida, aquí quedaban sueños y recuerdos. 

Pasaron los años, y el agua, en contra de lo que pensaron los ingenieros, no llego a cubrirlo. El pueblo se negaba a desaparecer.



Casa de piedra y geranios



 Victima del expolio, en la década de los 90, a los antiguos propietarios se les negaba recuperar las propiedades no sumergidas. Mientras tanto, rejas, tejados, portales, piedras labradas iban desapareciendo. 

El mayor expropio lo sufrió la iglesia. De todo lo que habían dejado no quedaba nada, incluso las cruces del camposanto habían desaparecido. De sus campanas nada se sabia. El pueblo era una ruina.



edificio en reconstrucción




iglesia


Pero a finales de los 90 los antiguos propietarios crearon una asociación y después de muchas luchas la Confederación Hidrográfica del Ebro les dio la razón y volvieron a venderles las propiedades que el agua no cubrió.

                
UNA NUEVA LUZ ILUMINÓ LANUZA 








Las casas poco a poco se fueron reconstruyendo. 

La primera: la Iglesia.

Con las manos de todos, chicos y grandes, casados y solteros con poco dinero y mucha imaginación, la iglesia de San Salvador diseñada en el siglo XIII, sobre un templo románico  fue creciendo hasta completarla. Lo más destacado el crismón primitivo bien conservado, girado 60º a la hora de su re ubicación. El  retablo fue traído de Erla donde no se utilizaba. Y la pila bautismal, desaparecida, fue sustituida por otra pila de un pueblecito olvidado en la Guarguera.

El primitivo templo fue quemado en su retirada por los franceses en 1808, y de ella solo se salvo el crismón, y fue enmendada en 1897 de las mismas caracteristicas.



Poco a poco el resto de las viviendas fueron restaurándose dejando un espacio para el pantano, al estilo montañés, fachadas de piedra, tejados de pizarra, portones y ventanas de madera y las típicas chimeneas pirineaicas con la piedra espanta brujas. 




HOY ES UN PINTORESCO ENCLAVE
QUE RESPIRA PAZ 
Y SERENIDAD 














Hoy, Las Antiguas Campanas De Lanuza                             Vuelven A Sonar 

Sobre las aguas del pantano, como ola mecida por el viento, el tañido de las campanas sobrevuela al atardecer mansamente, llenando el valle de nueva vida. Las campanas tocan ahora con alegría esos versos antiguos aprendidos. Quiteria y Elena almas gemelas, estuvieron largo tiempo separadas, emigrantes en tierras extrañas por Torla y Undues. Tenian otra hermana " Santa Orosia" que daba las horas.

Entonan sonido de arrebato, y bajo ellas en la plaza, los danzantes bailan "el palotiau" unico de esta villa.







Los Pirineos, dentro de la geografía de la península Ibérica, son, después de los Alpes, el macizo montañoso más importante de Europa. Se caracterizan por pendientes rápidas y abruptas, por cumbres elevadas y por un gran número de pasos inaccesibles. 

Los Pirineos aragoneses constituyen la sección más alta de la cordillera destacando nutridos picos con más de 3000 mts de altitud. 

Entre ellos cuantiosos lugares de belleza y serenidad incalculable.





Para Angelines por cultivar el tesón:

       Hace muchos años cuando el tiempo se encontraba retenido entre las piedras, que antes y ahora son su casa, cuando las hojas de las enredaderas escalaban los muros semicaidos y las zarzas se abrían camino entre los pocos senderos que quedaban visité Lanuza.

Paseé entre las calles, con la que hoy es mi esposa, esquivé las rocas caídas, las ramas espinosas, respete las cruces del camposanto y abrace con todo lo que daban mis brazos los muros de la iglesia y ...me contó una historia.

Después baje al pantano, acaricie sus aguas, y al duende que habita en el fondo solicité un deseo.

Ayer, volvimos a pasear entre sus muros recompuestos, las piedras encajadas y los geranios florecidos. Me alegro mucho de que la historia que contó la iglesia cambiara al son de las campanas. Bienestares para todos los vecinos de Lanuza por crear de la ruina, con tanto tesón y esmero, un lugar con tanto encanto, gusto y sosiego.

Después, baje al pantano, y otra vez allí volví a tocar sus aguas y pedir al mismo duende que os resguarde, como siempre a hecho, y que os bendiga por  todo lo que habéis efectuado. 

Gracias por cultivar corazones en tierras de maceta.

La Iguana Juana

Fotografias de Javier y Alicia


Si deseais conocer más historias sobre Lanuza visitar el blog de Angelines: http://elbosquedetrimbolera.blogspot.com.es/2013_08_01_archive.html










2 comentarios:

  1. Pese a conocer mucha información a través del blog de Angelines, he seguido con verdadero deleite vuestra entrada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Soy seguidora del blog "El bosque de trimbolera" y conozco bien la historia de Lanuza. Vuestro reportaje me ha encantado y os doy la enhorabuena por el trabajo bien hecho. Saludos

    ResponderEliminar

 

Popular Posts

Páginas vistas en total