EXPLORANDO EL VALLE DE OSSAU






Nada más cruzar la frontera española por el paso de Formigal nos encontramos con la esbelta estampa del Pico de Midi. Bajo sus pies, los prados del circo de Aneu se extienden como una alfombra de tupida hierba en verano y un suave manto de nieve en invierno. 


Esta majestuosa mole rocosa, ha llamado desde siempre la atención de osados aventureros y estudiosos y pese a su dificultad, ha sido una de las primeras montañas en ser ascendidas. Es entonces cuando se descubre su perfecto disfraz: el conocido Pico de Midi es un anciano volcán.

Solemne y altivo en días soleados, escurridizo y tímido cuando las nubes lo cubren es tan solo la bienvenida a las maravillas que el Valle de Ossau esconde a los amantes de la naturaleza.


Pasearemos por verdes praderas manchadas de lirios, ascenderemos a cumbres donde insólitas vacas pacen dóciles, nos refrescaremos en ibones trasparentes, algunos tan románticos que son únicos en el mundo, comeremos el queso elaborado de ovejas lanudas, disfrutaremos con las mismas vistas en las que trotan caballos plenos de independencia, nos asomaremos a una roca y nos silbaran las marmotas, pero sobre todo, cada instante que pase será un instante de paz y libertad con una canción de fondo, pues este no es otro que el valle de los pájaros.



Descendemos el valle por una carretera serpenteante, sufrimiento de muchos ciclistas en la famosa prueba que recorre los Pirineos, más de 200 km ascendiendo cuatro duros puertos, Somport, Marie Blanc, Portalet y Hoz de Jaca: la Quebrantahuesos.

A nuestra derecha e izquierda las paredes de estas montañas verticales superan con creces los 2500 mts. Punto de acceso a numerosas excursiones para culminar picos, alcanzar lagos o simplemente disfrutar de una mañana de naturaleza.
  


 La gave de Broussat nos acompañara durante el trayecto, creando paisajes idílicos, hasta la presa del lago de Fabreges y el pequeñito pueblo o estación turística de Artouste.
Este será nuestro punto de destino o estación base para conocer este bonito valle.

Junto al lago, un cartel nos indica que a nuestra derecha sale una carretera asfaltada, cruzando el puente, que nos conducirá al tren más alto de Europa, tomamos pues, el desvío para alcanzar nuestro alojamiento durante estos días.


 Como decimos este pequeño poblado apenas esta formado por el parking y unos pocos apartamentos así como el acceso a la estación de ski en invierno o al pequeño tren que circula entre las montañas en un paisaje de ensueño.

En la plaza, cafeterías, restaurantes, tiendas de souvenir o alquiler y venta de material deportivo conviven con el devenir de las personas camino de la oficina de turismo, las taquillas o la base de los teleféricos que te ascenderán a la cima de la montaña.

Este es un adelanto de la revista que estamos preparando. Faltan muchas cosas, excursiones, sitios interesantes que ver que iremos añadiendo hasta tenerla completada. Esperamos que os guste.

Hacer clic para leer en pantalla grande.






0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Popular Posts

Páginas vistas en total